Como hacer un vaso de cristal con pajita

Últimamente con tanto viaje, todo lo que quería en la vida era una taza de viaje de cristal que tuviese una tapa y una paja y que no estuviera hecha de plástico. Teniendo en cuenta la conciencia últimamente acerca de las toxinas que se encuentran en el  plástico y cómo el vidrio o el acero inoxidable son las mejores opciones, me sorprendió lo difícil que era encontrar lo que quería. Así que hice lo que cualquier artesano experto haría: Hice mi propio jarra de cristal con pajita.

Jarra de cristal con pajita

Jarra de cristal con pajita

 

Tienen todas las características que he estado buscando en una taza (que no sean de aislamiento de doble pared): vidrio, no plástico, con tapa de rosca, de manera que no se derrame mi bebida en todas partes, si se vuelca.

Además de reutilizar materiales que de otro modo terminarian en un vertedero o reciclaje. Es mucho mejor de reutilizar las cosas que ya tenemos que enviarlas a la alta energía, todavía es un poco derrochador el proceso de reciclaje.

Suministros

  • Frasco de vidrio con tapa de rosca.
  • Arandela de goma (1/4 “de diámetro interior)
  • Pajita de un solo uso o de acero inoxidable (utilicé estas pajas de un solo uso que tenia en casa sin darle uso, pero las de acero inox son más apropiadas)
  • Pintura (para pintar la tapa)

Paso 1: Prepara tu tarro

Enjuague su tarro y disfrute quitandole la etiqueta. Elimine cualquier residuo de la etiqueta persistente y lavelo a fondo junto con la tapa del frasco.

Paso 2: Pintar la tapa

Retire la tapa de su cántaro y extienda una hoja grande de papel film sobre la parte superior.

Vuelva a colocar la tapa al envase sobre el papel film. Esto le permitirá pintar la tapa, sin la preocupación de que la pintura entre dentro de la tapa donde va a tocar su bebida.

Límpiate la tapa con alcohol para eliminar cualquier suciedad o huellas dactilares.

Pinte la tapa con una pintura especifica para metal y dejela secar al aire libre. Una vez seca al tacto, desenrosque la tapa con cuidado para que pueda sentarse y secarse sin pegarse al papel film. Deje secar durante 48 horas.

Paso 3: Coloque la pajita

Si lo que quieres es una taza para beber, realmente, se podía parar en el paso dos. Si eres como yo y necesita una pajita para facilitar la torpeza, siga estos pasos una vez que su tapa esté totalmente seca:

Coja un ojal y calientelo para marcar sobre la tapa el orificio que está a punto de hacer.

Utilice una pequeña broca para atornillar, un pequeño agujero justo en el medio de su tapa. Aguante la tapa sobre un área de trabajo fregadero o cubierta para atrapar las pequeñas partículas de metal que podrían desprenderse durante esta parte.

Obtenga una broca del tamaño inmediatamente superior a la broca utilizada inicialmente. Perfore a través de su agujero piloto, ampliando el diámetro. Seguir trabajando a través de sus brocas, moviéndose encima de un tamaño a la vez, aumentando poco a poco el tamaño de su agujero hasta que sea lo suficientemente grande como para deslizarse a través de su pajita. Tenga en cuenta el tamaño de su arandela de goma, el ojal debe ajustarse a la medida, ya que le servirá para tapar el ojal de su tapa.

Lave la tapa muy bien, para quitar cualquier viruta de pintura o de metal.

Obtenga una de sus nuevas pajitas brillantes y limpiels con el pequeño cepillo limpiador que vino. Insertela en el ojal de la tapa y disfrute de su exquisita bebida.

Coloque su arandela de goma en la tapa de su nuevo frasco y disfrute de su nuevo envase de bebidas portátil, libre de tóxicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *