Reforma del porche

Este pasado fin de semanas, toda la familia hemos hecho un cambio de imagen del porche de casa. Llega el verano y necesitamos un bonito lugar dónde pasar la noche al fresquito y bajo la luz de las estrellas. Adoro las noches de verano y con esta reforma puedo disfrutar más de ellas. Espero que os guste mucho este nuevo proyecto. ¡Comenzamos!

Reforma del porche

Reforma del porche

Durante toda la pasada semana estuve preparando los materiales que hemos empleado en la reforma del porche de casa. Era un hermoso lugar pero, sin duda, necesitaba un cambio. ¡Ya era hora!

Todos queríamos disfrutar de ese lugar como se merece. Las vistas estaban desaprovechadas entre tanto mueble viejo, así que una decisión familiar hizo que todos nos pongamos manos a la obra con este nuevo cambio. Compramos los materiales necesarios, realizamos el diseño previamente sobre papel  y…¡Manos a la obra!

Materiales:

  • Pintura blanca
  • Pintura al agua para muebles en un color marrón oscuro
  • Pintura metálica para la mesa pequeña
  • Nuevos cojines
  • Forro para el sofá
  • Una alfombra

Reforma:

Como habéis podido comprobar no es una reforma de mueble, o algo parecido , sino lo que conocemos hoy en día como un lavado de cara. El espacio está bastante bien pero necesitaba ya un toque de pintura más moderna y renovada.

A veces, no necesitamos cambiar las cosas, sino retocarlas.

Paso a paso:

  1. Pintar las paredes de un color fresco y agradable, nada mejor que un blanco
  2. Retocar la madera del sofá con una pintura al agua para muebles de un color marrón oscuro.
  3. Renovar la antigua mesa oxidada y descolorida con la ayuda de un poco de pintura plateada
  4. Comprar cojines nuevos en tonos claros y relajantes
  5. Cambiar los forros del sofá por un color tierra
  6. Disfrutar del renovado porche

Resultado:

Antes de la reforma, el porche parecía un lugar triste y anticuado. Pero, después de estos simples y fáciles retoques todo parecía de otro color. ¡Parecía un nuevo porche!

Nunca antes llegué a pensar que unos pocos retoques podían hacer tanto. Antes me sentía avergonzada cuando venían visitas a casa y les enseñaba el porche, pero todas estas inseguridades han cambiado con esta reforma.

Decidí cambiar todo eso y convertirlo en un lugar en el que al menos yo quería estar. Y creo que lo he logrado. Mi familia y yo estamos encantados con el resultado que hemos obtenido tras un duro fin de semana de trabajo. Además no hay nada más bonito que trabajar juntos en familia como una gran piña.

Estos pequeños retoques, sin olvidar el toque floral, han mejorado sin dudas mis noches de verano. Además, el ambiente tranquilo está perfectamente coordinado con el blanco de las paredes, y el color plateado de la mesa ha dado un aspecto mucho más bonito y elegante a la decoración del porche.

Me encanta mirar al porche desde el interior de la casa. Bueno, para ser sincera, desde todos los puntos de vista me encanta. No puedo dejar de observarlo y sentirme muy orgullosa del gran trabajo en familia.

Ahora puedo gritarlo a los cuatro vientos…¡Me encanta el verano!

Espero que os haya inspirado y ayudado a descubrir que no todo es comprar y construir muebles, a veces, con tan solo un toque de pintura puedes lograr maravillas como esta.

No olvidéis seguirnos en nuestras redes sociales y dejarnos vuestras sugerencias y dudas en la parte de los comentarios.

¡Muchas gracias por su visita!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *